Lamento


Quisiera salir de mi, verme por fuera,/ buscando algún rescoldo de mis sueños.  /Saber si es verdad que ya he olvidado /las cosas que algún día fueron ciertas. / Si es cierto que he dejado de ocuparme,/ ocuparme,  preocuparme y hacer mío, /el dolor de los que ponen en mis manos/, manos sucias, indignas, malolientes,/ sus penas, su esperanza y su consuelo.

Puede que no sea así, que sea “bueno”./ Que cuide a mis pacientes y los cure. /Pero no puedo dejar de ver por dentro/ lo que otros hacen y yo nunca consigo,/ o no lo veo, ni siento, ni percibo./ Y que es el ser al fin, si no un sentido.