Cambios.


Un nuevo reto. Una nueva esperanza a la vuelta de la esquina. Comenzar el año con un nuevo trabajo es una forma especialmente estimulante de afrontar los nuevos retos. Hoy ya es día 8 y las sensaciones son buenas. El ambiente parece excepcional, y el futuro prometedor. Habrá que acostumbrarse a trabajar por la tarde, cambiar el chip,  ver menos gente y olvidarse del barullo del día a día. 

Me cuesta mucho cambiar, y aunque el miedo es libre prefiero mirar hacia delante y buscar las múltiples ventajas de mi nuevo horario.

Anuncios