Sueños


Es curioso como a veces los sueños nos parecen absolutamente reales, y hasta que no hacemos un intento importante por racionalizarnos, nos cuesta darnos cuenta si realmente eso forma parte de nuestro pasado o no. Yo no acostumbro a soñar, o por lo menos a recordar los sueños, pero los sueños que recuerdo tienen tendencia a repetirse, lo que les da una patina de realidad que en ocasiones me hace dudar hasta bien entrada la mañana de cuando he vivido yo esas experiencias.  Lo curioso es que esos sueños ni siquiera son buenos ni agradables, quizás sólo sean diferentes, y al fin y al cabo ¿qué deseamos más que la vida de otro? aunque ese otro seamos nosotros mismos…