Fin de obra


Cuando se acaba un proyecto en el que se ha puesto mucho esfuerzo, tenemos la tendencia a entristecernos y pensar que no se ha terminado, que esas sensaciones que hemos sentido a lo largo del camino no volverán a presentarse de la misma manera. Y es cierto, ese es el combustible de la Nostalgia, esa Nostalgia con mayúsculas que tanto me atrae, con su sabor agridulce a soledad y películas en blanco y negro.  Pero también es ciero que es mejor así. Esos momentos siempre me hacen recordar a un profesor que tuve en primero de carrera, que en su primer día de clase se presentaba y comenzaba con “Ítaca” de Kavafis instandonos a rogar un largo viaje y que agradeciéramos a nuestras Ítacas el habernos concedido un hermoso viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s