Sábado


El sol luce fuerte frente a mi ventana y un poco de jazz suena en mi ordenador gracias al Spotify. Me he acabado un libro interesante y tengo todo el día por delante. A veces no hace falta nada grande para poner una sonrisa en mi cara. Sólo me falta mi niña. Pero los días perfectos acaban siendo peor de lo que pensabamos. Lo mejor es enemigo de lo bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s