Imposición de manos o curar con la palabra


Cuando lo comentamos con los compañeros, muchas veces ponemos como algo malo (y lo es) que algunos pacientes o, más a menudo, familiares, vienen a la consulta para que impongamos las manos y curemos el problema que tienen desde hace años y por el que ellos no hacen nada, con nuestra presencia o la pastilla milagrosa. Evidentemente eso no es posible, pero hoy en día donde acabamos tratando síntomas más que enfermedades con síndromes funcionales crónicos, muchas veces una explicación a tiempo y una sonrisa pueden hacer mucho más que el más potente de los IBPs. Nos falta tiempo en la consulta y tranquilidad y paciencia en general para explicar que cambiando un poco los hábitos de vida conseguiremos más que con muchas medicinas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s