Externalizar. 70 puntos.


Me han pedido que de mi opinión sobre lo que está pasando en la sanidad madrileña y la verdad es que no sé muy bien que explicar. Hay mucha gente que lleva mucho tiempo explicándolo y lo sabe hacer mucho mejor que yo, pero con su ayuda, lo intentaré. Recomiendo todo lo escrito en Médico crítico,  mi blog de cabecera en cuanto a Salud Pública.

Partamos de la base de que no tengo nada contra las empresas ni contra la sanidad privada, de hecho trabajo en ella y me permite hacer cosas que no puedo hacer en la sanidad pública. Pero lo que pasa en Madrid no tiene (sólo) que ver con la diferencia entre lo público y lo privado.

La Sanidad Pública es deficitaria por muchas razones. No soy economista y mi intención no es hacer un estudio detallado, pero entre las muchas razones por la que esto es así, se encuentra la mal gestión de la misma. Esta gestión es responsabilidad directa de los politicos, no sólo por la responsabilidad genérica que tienen, si no porque además, en muchas ocasiones, han utilizado las gerencias de los hospitales como lugares para colocar a compañeros y amigos afines al partido, poniendo los fines partidistas o “estéticos” por encima de los objetivos de salud.

También pierde dinero por una mala estructura y por la falta de interés por parte de los profesionales de buscar la eficiencia. Ya he hablado de la estructura de “castas” que tienen muchos servcios y como el hecho de tener plaza fija puede hacer que algunos se duerman en los laureles. Tenemos muchos vicios adquiridos de muchos años en los que hemos gastado sin mirar los costes económicos y eso tampoco es bueno para la Salud Pública.

Seguro que hay muchas razones más por las que la Sanidad Pública pierde dinero y a todas ellas se les puede buscar una solución, pero yo no tengo claro que la privatización que se pretende hacer en Madrid sea la solución.

El punto más importante para esta discusión, no es diferenciar entre sanidad pública o privada, si no entre sanidad con ánimo de lucro o no. En Madrid se quiere dar la gestión de 6 hospitales (más, que ya hay 3) y 27 centros de atención primaria a empresas privadas CON ánimo de lucro.  Y una vez aquí, nos iremos al punto para mí más importante: los hospitales con ánimo de lucro han demostrado tener peores resultados en salud como bien explican los compañeros de la voz del HULP. Muchos dirán que los datos que tenemos son del extranjero, pero teniendo en cuenta que los datos en España son más bien opacos no podemos valorar como es aquí. Yo sólo puedo valorar lo que conozco, que son las pruebas derivadas al Hospital de Valdemoro (de Capio) donde tienen listas sobresaturadas que hacen que en ocasiones los resultados en salud no sean lo mejor para el paciente (perdón, allí les llaman clientes) obligándoles a repetir exploraciones. Insisto en lo de los resultados en salud, porque lo que sí que cuidan mucho en esos hospitales es la calidad percibida, es decir, lo que nota el paciente: menor demora, habitación individual, poca espera antes de la consulta… si luego hacen todo deprisa y corriendo no pasa nada. Como dice Carmen Rigalt “A la privada voy para que me traten bien y a la pública, para que me curen”

Por otro lado, no queda claro que dichas empresas vayan a obtener mejores resultados económicos. Por mucho que se ha querido preguntar a Fernández Lasquetty de donde salen los números que ha presentado, no ha sabido explicarlo y desde la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) se han hecho algunas cuentas y han realizado un informe muy interesante.

Lo que sí sabemos es que al Hospital de Alzira, tuvieron que rescatarlo,(sí, igual que a las cajas) en 2003 para volver a dar la concesión a la misma empresa, con mejores condiciones económicas y el Hospital de Manises acaba de pedir un rescate a la Generalitat Valenciana. El problema es que esas empresas son las encargadas de la sanidad de cientos de miles de personas, y si esas empresas quiebran ¿quién atenderá a esas personas?

Por último me gustaría aclarar algunas cosas. Se nos ha tachado de  irresponsables por hacer una huelga tan extensa en sanidad. Hacer esta huelga ha sido una de las cosas más difíciles desde que soy médico, sabemos que estamos perjudicando a los pacientes, pero lo hacemos porque si el plan sigue adelante, el perjuicio puede ser mucho mayor, y sobre todo, irreversible.

Se nos ha acusado de luchar por nuestros intereses laborales, lo cual me hace mucha gracia ya que mi seguridad laboral es tal, que a día de hoy y tras 4 años enlazando contratos eventuales para labor fija en el mismo hospital, aún no sé si me renuevan el año que viene (que empieza en 4 días). Los compañeros que trabajan en los hopsitales privatizados tienen contrato indefinido. Sólo quiero recordar que no nos pusimos de huelga cuando nos aumentaron la jornada ni cuando nos bajaron el sueldo, en 3 ocasiones, si no cuando han querido privatizar la sanidad.

Y se nos ha tachado de vagos, el mismo día que 2 parlamentarios que han votado a favor del plan estaban en el pleno jugando. No quiero contarle al ¿señor? González la cantidad de horas extras que le echan los sanitarios de este país a sus pacientes, no remuneradas, por supuesto. En mi caso le puedo asegura que supera el número de horas que he estado de huelga, sin lugar a dudas. Si tiene que dudar de la profesionalidad de alguie, dude de la suya y de sus compañeros de escaño, por favor.

Todavía queda mucho camino para mejorar la Sanidad Pública. Camino que hay que recorrer, tanto si no se privatizan los hospitales y centros de Salud, como si se privatizan. No sé como acabará todo esto, pero yo al menos estaré tranquilo por haber hecho lo que creo que es correcto.

Anuncios

12 Hombres sin piedad


POSTER 12HEste fin de semana he sido un hombre sin piedad. Uno de 12. Durante una hora y media y en 3 sesiones hemos intentado dar vida a esta obra de teatro y creo que lo hemos hecho, con mejor o peor fortuna.

Yo ahora estoy como siempre después de una obra, con resaca, cansado y con mucha pena que todos estos meses de trabajo y pelea por sacar tiempo de cualquier lado se acabe en un fin de semana, pero desgraciadamente es muy difícil conseguir coincidir todos muchas más veces.

Los que la hayan visto, espero que lo hayais disfrutado y que nos hagais llegar vuestras críticas como mejor podais. Los que habéis compartido el escenario, los ensayos, las risas, los picos de loro y demás locuras, espero que lo sigamos dando todos en los Pelópidas.

Mi vida sin tí


Mi Vida sin Ti

A lo largo del año 2011 se va a producir en España un evento que desde la perspectiva de la salud de la población es mucho más importante que los trasplantes, que la gripe y que otros eventos sanitarios muy publicitados y promocionados: millones de personas van a tener que dejar de fumar en espacios públicos.

Este hecho puede ser un elemento determinante, una oportunidad para que una gran parte de la población fumadora valore la posibilidad de abandonar su hábito tabáquico.

Dejar de fumar es una de las intervenciones de más impacto en la salud de una persona. Supera con mucho otras intervenciones del sistema sanitario.

Mi Vida sin Ti es un proyecto colaborativo informal de un grupo de personas que trabajan en temas relacionados con la salud, y exploran con interés las posibilidades de internet. La iniciativa no está vinculada con ninguna asociación, institución o sociedad científica o profesional. Pretende ser un espacio que ofrezca ayuda clara, global, transparente, no vinculada a intereses comerciales, para informar, apoyar y facilitar la decisión de dejar (o no) de fumar.

Queremos reorientar muchos mensajes dirigidos al consabido “acuda a su médico de cabecera para que le ayude a dejar de fumar”, institucionalizando o “farmacologizando” una decisión que en un alto porcentaje de los casos está relacionada con una decisión y motivación personal más que con una consulta médica. La decisión de dejar de fumar es individual y autónoma. El protagonista es la persona. Los profesionales sanitarios somos actores secundarios. Aunque estaremos encantados de intervenir si se nos requiere.

Este es el origen del nacimiento de esta iniciativa Mi vida sin Ti: puedes vivir sin tabaco y el tabaco puede vivir sin ti.

Toda la información en:
Web: http://mividasinti.es
Facebook: http://www.facebook.com/mividasinti11
Twitter: @mividasinti11

Buenas intenciones


De vuelta a algunas rutinas de esas que calman un poco el alma por el regreso a mis lugares comunes, he decidido reinventarme un poco e intentar comprender ese ser extraño y paradójico que habita en este cuerpo que veo en el espejo.

Prometo, con la sana intención de incumplirlo, buscarme en lo que soy y quererme a pesar de mis fallos y no buscar al que podría haber sido sino al que aún quiero y puedo ser

Lecciones


A veces la vida te devuelve mucho más de lo que te mereces. Lo bueno de trabajar en un hospital pequeño es que a veces tienes la posibilidad de deshacer los entuertos. Hace un tiempo escribía sobre un momento en el que perdí los nervios e hice las cosas como no debía. El otro día ese mismo paciente vino a consulta y con más calma y más tiempo (tampoco mucho) conseguimos entendernos y disculparnos mutuamente. Creo haber aprendido y que estas cosas no vuelvan a pasar.

Por otro lado, y tras tener la primera complicación seria de mi carrera que yo sepa, la paciente que venía a hacerse una prueba “rutinaria” y a la que tuvieron que operar de urgencias esa misma noche me ha dado una lección de humanidad absoluta con cada visita que la he hecho. Espero no hacerle muchas más, lo que significaría que ya está en su casa.

Suena Tim Posgate; Dylan’s dream

2010


Tumbado en la cama, mientras veo caer la nieve por la ventana, y disfrutando del ordenador/ maravilla que me han traído los reyes, vuelvo a dar señales de vida cibernética. No tengo muy claro si esto sirve de algo más que de desahogo cibernético, pero mientras quiera mantenerlo vivo, habrá que darle de comer.

Nos vemos por la red. Feliz 2010

Lo siento


Hoy he hecho llorar a un paciente. Y no de dolor, sino de impotencia o de rabia o de alguna de esas sensaciones que nadie debería sentir delante de un médico.  La verdad es que me ha dejado hecho una mierda, y no porque no se lo “hubiera ganado”, que él ha perdido los nervios mucho antes que yo. Simplemente nadie se gana eso, nadie se lo merece.

Si no me gustara tanto lo que hago lo dejaría ahora mismo, pero es muy duro tener que aguantar siempre y pasarlo tan mal cuando no estás a la altura. No es fácil poner siempre buena cara, pero todos esos amigos a los que admiro en la profesión hacen que parezca fácil.

Sé que no lees este blog, ya sería casualidad. Pero otra vez lo siento.